logo heredata
Reparto de herencia con testamento

Reparto de herencia con testamento

Uno de los documentos más importantes a la hora de repartir la herencia, es el testamento. A continuación, descubrirás cómo se lleva a cabo el reparto de herencia con testamento, sin testamento y algunos otros detalles legales relacionados a este tema.

¿Cómo se lleva a cabo el reparto de herencia con testamento?

En primer lugar, la persona o el testador que desea repartir sus bienes entre los herederos deberá nombrar a uno o más herederos bajo un documento legal. Esto se hace con el fin de repartir los bienes del testador tal como se ha descrito en el testamento o respetando su voluntad. En caso de que el testador se limite a designar un heredero o herederos en particular, la herencia deberá realizarse con los herederos cercanos. Esto se hace mediante un cuaderno particional donde se recogen los datos de los interesados en la herencia.

Pero también puede darse el caso donde el testador desee dejar un bien en concreto hacia una persona determinada, lo cual se denomina como legado. La persona a heredar recibe sólo lo que el testador le haya señalado. Tanto sus bienes, como deudas le corresponden al heredero previsto en el testamento.

En todo caso, el reparto de herencia con testamento debe cumplirse tal y como el testador lo ha designado tanto con sus acuerdos como con sus condiciones. No debe reservarse ninguna parte de herencia hacia otros, más bien se debe cumplir plenamente la voluntad que ha designado el testador.

El reparto de la herencia SIN testamento

Otra de las situaciones más comunes es el reparto de herencia sin testamento. Esta se efectúa cuando el fallecido no ha otorgado ningún testamento sobre sus herederos.

Por lo tanto, se designa a los herederos legítimos para repartir la herencia. Se debe escribir en el cuaderno particional la igualdad entre los diversos herederos para una completa legalidad y beneficio para las diferentes partes.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

Reparto con supuesto especial

Un tercer tipo de reparto de herencia es el supuesto especial o contador-partidor. Tiene que ver con un tercero, el cual se encarga de realizar todo el caudal hereditario mediante el cuaderno particional. En caso de que el fallecido estuviera casado, se dividen las ganancias y se realiza la liquidación con la autorización del cónyuge viudo. La persona que designe en el supuesto especial, a de efectuar el reparto de la herencia.

Existe la posibilidad del Contador-partidor dativo, lo cual se refiere a una herencia sin testamento donde todos los herederos pueden acordar nombrar a un contador-partidor que realice la división entre cada uno de los interesados.

La entidad legal correspondiente o una notaría también puede nombrar a un contador-partidor si éste no ha sido designado por medio del testador o los herederos. Ya que la finalidad de este tipo de reparto de herencia es la igualdad y beneficio para cada una de las partes.

reparto de herencia con testamento

Reparto según las leyes

Se pueden observar distintos repartos de herencia cumpliendo las tres partes que se señalan en el código civil. Estas tres partes tienen características entre sí y son las siguientes:

  • La legítima: Bajo las legislaciones del código civil te brindan un tercio del total de los bienes del fallecido para dividirlo en partes iguales entre sus descendientes más directos, generalmente son los hijos.
  • La mejora: Se refiere a la repartición de un tercio de los bienes entre los descendientes directos, pero según la voluntad del fallecido. En este caso algunos herederos pueden resultar beneficiados y otros no.
  • Libre disposición: En este caso, el fallecido debe haber dejado todo a cargo de un destinatario para que le corresponda su parte del bien. En estos casos no tiene que ser necesariamente un familiar o un descendiente directo. Tiene la plena libertad de elegir dónde va el tercio de sus bienes.

Proceso del testamento para dejar herencias

Los procesos legítimos que hemos mencionado anteriormente deben quedar asentados bajo una base legal para poder ser efectivos. Y es más recomendable que el testador pueda escoger los destinatarios de su herencia.

Para efectuar un proceso como este, sencillamente puede crear su documento o testamento y llevarlo a una escritura pública para que se le firme ante un notario. Este trámite es muy sencillo y económico ya que tiene un coste accesible. Ya que el documento es totalmente válido al momento de fallecer el testador, sólo debes solicitar el testamento y dar por cumplida las órdenes escritas bajo su voluntad.

A la hora de reparto de herencia con testamento, los interesados deben recordar la serie de procesos legales e impuestos que deben llevar a cabo después de recibir su herencia. Antes de iniciar un proceso de testamento o de recibir alguno, deben informarse muy bien sobre todos los procedimientos legales a llevar a cabo.

Últimas entradas

Contacta con Heredata

SOLICITA INFORMACIÓN

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER