logo heredata
Piso heredado por varios hermanos

Piso heredado por varios hermanos | Todo lo que tienes que saber

La posición del heredero tiende a ser problemática, sobre todo, cuando este individuo no es el único involucrado. Nunca faltarán las interacciones y las disputas entre coherederos y por consiguiente, nunca faltarán las preguntas:

¿Cómo se reparte una herencia entre coherederos? ¿Si el otro coheredero es mi hermano afecta en algo? ¿Qué pasa con un piso heredado por varios hermanos? ¿Y qué ocurre si no nos ponemos de acuerdo? ¿Qué pasa si un coheredero no quiere colaborar? Todas las respuestas a esas preguntas las encontrarás a continuación.

Piso en herencia entre varios hermanos

Para poder entender a profundidad esta situación, es importante tener en cuenta que el reparto de los bienes hereditarios y la aceptación de los mismos, son acciones diferentes.

Hay que recordar que la aceptación de la herencia es un acto voluntario mediante el cual el sujeto demuestra su interés en el bien ofrecido y su voluntad de aceptarlo. Por ende, la partición o reparto de la herencia, es un acto en el que solo pueden participar las personas que ya han aceptado el bien o propiedad heredada.

Problemas relacionados a un piso en herencia

Ahora bien, partiendo de esta premisa, podemos fácilmente suponer que la mayor parte de los problemas relacionados con este tema, surgen cuando los sujetos en cuestión aceptan la herencia, pero no realizan la partición de los bienes y propiedades adquiridos. Cuando este caso se da (tanto en el caso de que haya varios bienes hereditarios como en el caso de que sea solo uno), todos los coherederos son dueños de la totalidad del bien heredado en particiones indivisas. Es decir, cada uno de ellos es dueño de todo el bien en igual medida.

Para ejemplificar la situación hagamos uso del ya nombrado tema de una herencia de un piso entre varios hermanos. Como la lógica indica, todos y cada uno de los hermanos involucrados deben hacerse responsables del mantenimiento y cuidado de los bienes. Si uno deja de cumplir con sus obligaciones, terminará afectando negativamente a los demás.

Puede que uno de los hermanos se niegue a cancelar los pagos relacionados al mantenimiento. También puede que no quiera mantener el proindiviso, o quizás se niegue a vender su porcentaje del bien. Mil y un problemas que se pueden evitar simplemente dividiendo el bien en partes iguales y adjudicándoselas a cada heredero.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

¿Cómo dividir un piso heredado por varios hermanos?

Supongamos que, al momento de fallecer el causante, son cuatro las propiedades que entran en estado de sucesión. Y a su vez, son cuatro los hermanos que ejercen su derecho a heredar. Como el bien a heredar es fácilmente divisible, no se entraría en conflicto alguno. Después de todo, solo es necesario que cada uno de los herederos se adueñe de una propiedad.

Pero ¿Qué pasa si la propiedad a heredar es solo una? ¿Qué pasa si la propiedad a heredar no puede ser dividida? Vamos a poner una situación en la que hay un piso heredado por varios hermanos. Bueno, en este caso la situación se torna un poco más complicada, ya que los herederos se verían obligados a permanecer en comunidad y, tendrían que juntos hacerse cargo del bien.

¿Existe alguna forma de eliminar la comunidad de un piso heredado?

La respuesta sería que no. Después de todo, no se puede dividir un piso en cuatro partes sin comprometer su utilidad práctica. Tampoco sería posible que uno de los hermanos vendiera la propiedad. De hecho, le pertenece también a los demás y no puede tomar una decisión sin la aprobación de la comunidad. Pero claro, eso no significa que no se pueda disolver la comunidad mediante otros métodos.

Por ley, ningún heredero está obligado a permanecer en comunidad o en proindiviso si no lo desea. Siempre que quiera, puede eliminar este vínculo hereditario que lo ata a sus demás hermanos vendiendo su porcentaje del piso o comprando el porcentaje de los demás. Si se opta por la primera opción, el hermano/heredero en cuestión, deberá vender su parte de la propiedad a un tercero, o a uno de los coherederos que tenga la intención de comprar los porcentajes del bien de todos los involucrados.

Porque como es lógico, un coheredero no puede poseer un porcentaje de la propiedad que sea mayor al de los demás por lo que obligatoriamente deberá comprar el porcentaje de todos o simplemente no comprar ninguno. También, hay que recordar que los herederos tienen más privilegios que un tercero ajeno al asunto. Si un coheredero está dispuesto a comprar las demás partes del bien, los demás solo tendrán dos opciones: vendérselo a él o no vendérselo a nadie.

piso heredado por varios hermanos

Conflicto de intereses entre los hermanos

Supongamos ahora otra situación sobre un piso heredado por varios hermanos. Pese a que entienden muy bien lo antes explicado, los hermanos que heredaron juntos un piso no mantienen una buena relación familiar. Cuando uno de ellos decide disolver la comunidad vendiendo su porcentaje del bien, los demás se niegan a comprarlo y a su vez se niegan a dejar que se lo venda a un tercero ajeno a la situación.

Ante esta difícil situación, el heredero que desea finalizar el proindiviso, deberá tomar acciones legales y recurrir a la división judicial del piso en común. Así el caso pasará a ser atendido por un juez, quien muy probablemente tome la decisión de realizar una subasta judicial. En otras palabras, se tomaría la totalidad del bien (en este caso hipotético sería un piso) y se pondría a la venta.

Al final, un comprador ágil se terminará adueñando del piso y de esta forma la comunidad de herederos de la que formaban parte todos los hermanos finalmente quedará disuelta. Además, el dinero conseguido por esta transacción se dividirá en partes iguales entre todos los hermanos.

Cuando se decide vender el piso heredado en subasta

Es importante tener en cuenta que, en este tipo de subasta y a diferencia de las subastas regulares, el precio será significativamente menor al precio original del piso en cuestión. Ya que la reducción será de más o menos el treinta o el cincuenta por ciento del precio original. Es por esta misma razón que no se recomienda recurrir nunca a las subastas judiciales. El hacerlo le asegura pérdidas a todos los involucrados.

Si te encuentras en una situación similar a la del ejemplo tratado y no logras ponerte de acuerdo con los demás coherederos, se recomienda que se tenga paciencia y perspicacia. Antes de decantarte por la medida extrema y tomar la vía jurídica, asegúrate de haber hecho todo lo posible para convencer a los demás coherederos de colaborar.

Una acción recomendable por ejemplo, sería la de realizar un acto de concilio. Es un evento donde todas las partes interesadas se reúnen para discutir el tema a profundidad, exponiendo claramente el escenario y a su vez concluyendo cuáles serán sus siguientes acciones. Para asegurarse de que todo fluya como es debido, se deberá contratar a un abogado profesional que funja como mediador entre las partes ya que sus consejos objetivos permitirán que todos tomen decisiones más sensatas.

Recuerda que los demás coherederos no están en tu contra, más bien todos están juntos en esto y a la larga se verán más beneficiados si trabajan por una solución.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

Últimas entradas

Contacta con Heredata

SOLICITA INFORMACIÓN

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER