logo heredata
Renunciar a una herencia en favor de otro heredero

Renunciar a una herencia en favor de otro heredero

A muchas personas herederas les resulta más conveniente renunciar a una herencia en favor de otro heredero. Esto tiene distintas razones según la circunstancia, pero lo que sí sabemos es que las herencias pueden traer cercanía o problemas familiares. Dependiendo de tus motivos o razones, debes conocer cómo y por qué renunciar a una herencia de forma legal.

¿Cómo puedo renunciar a una herencia en favor de otro heredero?

Sencillamente, un heredero puede repudiar o renunciar a su herencia ante un notario. La mayoría de las veces se realiza de esta forma tan rápida y sencilla o mediante la vía judicial. Recuerda que debes aceptar la herencia al momento del fallecimiento, pero puedes renunciar a una herencia en favor de otro heredero si las circunstancias así lo han determinado.

Bastará con solo presentarse ante una notaría y renunciar a una herencia. Con este simple y sencillo procedimiento podrás beneficiar a otro heredero o pasar parte de la herencia. Sin embargo, existen razones legales para realizar una renuncia de herencia y se describirán a continuación.

Razones legales para renunciar a herencia en favor de otro heredero

Deudas en la herencia

La primera razón para renunciar a una herencia de manera legal es que el fallecido haya dejado muchas deudas con sus bienes. Al aceptar una herencia se aceptan todos sus bienes y derechos y también sus deudas.

Por lo tanto, debes calcular si el valor de la deuda es superior a los bienes por lo que deberás plantearte la renuncia de la herencia para evitar que esas deudas queden a tu nombre. En caso de que haya otro heredero dispuesto a sobrellevar la carga, entonces se favorecerá a ese heredero con la adquisición de la herencia.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

Pago de impuesto por sucesiones

Una segunda razón es el pago de impuestos de sucesiones. Cuando un heredero tiene ciertos bienes, debe liquidar ante la entidad correspondiente el impuesto de sucesión para acceder a cada uno de los bienes de la herencia.

Este impuesto dependerá de cada comunidad autónoma, en muchos casos puede resultar extremadamente costoso. Si el heredero determina que no puede sobrellevar el pago de los impuestos, y tiene otro heredero a su lado, entonces deberá renunciar a favor de otro para no sobrellevar una carga de herencia cuestionable en impuestos.

El heredero posee deudas

Y por última y tercera razón están las deudas del heredero. En este aspecto el interesado acepta la herencia y los bienes del fallecido implicados en el testamento por lo que ahora cada uno de estos bienes forma parte del patrimonio del heredero.

Esto supone un gran problema cuando el heredero posee muchas deudas. Es posible que el acreedor embargue los bienes para cobrar todas y cada una de sus deudas acumuladas. Esta circunstancia hace a muchos renunciar a una herencia en favor de otro heredero con la finalidad de evitar la pérdida o el embargo futuro de los bienes heredados.

Si otro pariente cercano o heredero se encuentra sin deudas, entonces es el que puede adquirir la herencia a la que ha renunciado el primer heredero. De esta forma se puede conservar una herencia familiar y evitar el embargo por deudas acumuladas.

 

Últimas entradas

Contacta con Heredata

SOLICITA INFORMACIÓN

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER