logo heredata
usufructo herencia

Usufructo herencia | ¿Qué es y cómo funciona?

Cuando creemos que el proceso de herencia no se puede poner más complicado, comienzan a salir a flote palabras que nunca antes habíamos escuchado. Una seguidilla de terminologías legales, que solo logran confundirnos cada vez más. Pero no podemos caer derrotados; no conocer uno de estos términos puede terminar siendo muy contraproducente a corto plazo.

Hoy definiremos y entenderemos por fin todo lo relacionado a uno de estos términos tan raros, refiriéndonos en este caso al derecho de usufructo en herencia.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

Definición de usufructo

Popularmente, este es un hecho poco conocido, pero ser propietario de la totalidad de un bien significa a su vez, ser propietario de dos derechos únicos: el derecho de la nuda propiedad y el derecho de usufructo de herencia.

Definimos como nuda propiedad al derecho de titularidad que se tiene sobre una vivienda. En otras palabras, la nuda propiedad representa la posesión legal que se tiene sobre el bien; básicamente, es lo que regularmente se denomina como tener dominio sobre algo.

En cambio, el usufructo, se define como el derecho que se tiene a disfrutar del bien o propiedad en cuestión. Se trata de poder hacer uso y gozar de lo referido, sea un inmueble o algún otro tipo de bien utilizable.

Y aunque parezca increíble, ambos derechos son independientes uno del otro, y cada uno, puede llegar a pertenecer a una persona diferente en un punto determinado. Sí, al principio puede parecer algo confuso e incluso ilógico, pero en la práctica (sobre todo cuando se trata de herencias) sí que tiene mucho sentido y se hará evidente con el siguiente ejemplo:

Ejemplo de usufructo de una herencia

Imaginemos que la dueña de un hermoso apartamento lamentablemente falleció, dejando con su partida, un testamento que designa a su único hijo como el nuevo propietario de la totalidad de la vivienda. Todo dentro de lo normal, pero entonces nos topamos con un cabo suelto: el ahora cónyuge viudo de la señora, que a su vez es también, el padre del hijo en cuestión que acaba de heredar el apartamento.

Este señor, aún vive y reside en el apartamento en cuestión que ahora ha sido heredado, y su hijo, que lógicamente no quiere alterar el estilo de vida de su padre, le permite quedarse en el apartamento el tiempo que le quede de vida. Es decir, le cede el derecho de usufructo de su herencia mientras que él conserva la nuda propiedad. Después de todo, el nombre del hijo es el que ahora se ve en los papeles de propiedad, pero es el papá el que está disfrutando del bien.

De hecho, en este ejemplo, ya que el padre mantendrá el usufructo hasta el día de su muerte, entonces está disfrutando de lo que se conoce como usufructo vitalicio.

El usufructo y la nuda propiedad

Claro, esta no es la única situación posible en la que estos derechos podrían dividirse; solo es un ejemplo para ilustrar. En realidad, son muchos más los casos en los que una persona que es dueña de la totalidad del bien, cede o vende la nuda propiedad y conserva su posición como usufructuario. Los motivos son variados, pero se suele tomar esta acción porque se busca generar dinero con la transacción, evidentemente. El pacto de venta de la nuda propiedad puede variar dependiendo de la situación específica con la que se esté tratando.

Bienes implícitos en un usufructo de una herencia

Entre los bienes que habitualmente se dejan en usufructo de una herencia se encuentran:

  • Los bienes inmuebles: Apartamentos, casas, extensiones de tierra, entre otras cosas.
  • Las participaciones o acciones de una sociedad: En caso de que el nudo propietario forme parte de algún grupo o comunidad que le haga percibir algún beneficioso, el usufructuario tendrá derecho a percibir una parte de los mismos.
  • Dinero.

que es el usufructo herencia

 

Tipos de usufructo de una herencia

Tan solo existen 4 tipos de usufructo relacionados con la herencia:

  1. El usufructo voluntario: Es aquel que es transferido por medio de un testamento. Tal como observamos en el ejemplo anterior: la señora por medio de su testamento, pasó la totalidad del bien a su hijo, es decir, le otorgó ambos derechos (nuda propiedad y usufructo). Claro que también, se puede dar el caso en el que solo se transfiera el derecho de usufructo.
  2. El usufructo legal: Es aquel que se forma en base al cónyuge que quedó viudo tras el fallecimiento del testador. Este mismo vive en la propiedad en cuestión y por ser pareja del testador fallecido, tiene ciertos derechos sobre la propiedad. El término adecuado para definir esta situación es el de legitimidad del cónyuge, que funciona de la siguiente manera:
    • Si se cuenta con hijos y otros descendientes, el cónyuge viudo se quedará con el usufructo del tercio de mejora.
    • Solo se cuenta con ascendientes, el cónyuge viudo se quedará con el usufructo de la mitad de la herencia.
    • Si no se cuenta ni con descendientes ni con ascendientes, el cónyuge viudo recibirá el usufructo de los dos tercios de la herencia.
  3. El usufructo temporal: Es aquel que solo es vigente por un periodo de tiempo Este tipo de usufructo se suele ver cuando se realizan acuerdos entre el propietario original y una persona interesada en adquirir la totalidad de la propiedad. El comprador adquiere sólo la nuda propiedad y le permite al vendedor disfrutar del usufructo por un periodo de tiempo acordado.
  4. El usufructo vitalicio: Tal como se explicó con anterioridad, es aquel derecho de usufructo que solo expira con la muerte de quien lo posee. En otras palabras, cuando el usufructuario mantendrá su derecho de por vida.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

Últimas entradas

Contacta con Heredata

SOLICITA INFORMACIÓN

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER