logo heredata
reparto de herencia sin testamento

¿Cómo se realiza el reparto de la herencia sin testamento?

En este post vamos a hablar de cómo se realiza el reparto de una herencia cuando no hay testamento que indique qué se lleva cada heredero. También vamos a ver cuál es el orden de prioridad para heredar entre los familiares del difunto.

El problema de reparto de una herencia sin testamento

El reparto de la herencia sin testamento es un proceso que se realiza de acuerdo con la ley, bajo la supervisión del tribunal. Si hay alguna duda sobre cómo se ha de repartir la herencia, el tribunal resolverá el conflicto.

Cuando una persona fallece sin haber dejado testamento, se aplica la ley del reparto de la herencia. Esta ley establece el orden en el que los familiares tienen derecho a recibir la herencia. En primer lugar, se considera a los hijos y descendientes del difunto. Si no hay hijos o descendientes, la herencia pasa a los padres del fallecido. En el caso de que tampoco haya padres, la herencia recae en los hermanos. Si no hay hermanos, la herencia pasa a los tíos. Y si tampoco hay tíos, se considera a los primos.

En el reparto de la herencia sin testamento, cada uno de los familiares del difunto recibe una parte igual de la herencia. Sin embargo, en algunos casos se pueden presentar excepciones. Por ejemplo, si un hijo del difunto está discapacitado o enfermo, este hijo puede recibir una parte mayor de la herencia.

Por último, hay que tener en cuenta que si el difunto no deja ningún familiar vivo, la herencia pasa a manos del Estado. Para evitar este problema, se recomienda hacer un testamento en el que se especifique qué se lleva cada uno de los herederos. De esta forma, se evita que la herencia caiga en manos del Estado y se reparta de forma más justa entre los familiares.

¿Un amigo puede recibir herencia?

La respuesta es sí. No obstante, hay que tener en cuenta que el amigo tendrá que acreditar su parentesco con el difunto para poder recibir la herencia. En algunos casos, esto puede ser complicado y por ello, se recomienda hacer un testamento en el que se especifique claramente a quién va destinada la herencia. De esta forma, se evitan problemas y malentendidos a la hora de repartir la herencia.

¿Qué gastos supone un testamento?

Los gastos de un testamento son muy reducidos, ya que solo hay que pagar los derechos notariales. Sin embargo, el testamento es un documento muy importante y por ello, se recomienda contratar los servicios de un abogado para redactarlo de forma correcta y evitar problemas en el futuro.

reparto herencia sin testamento

Cómo redactar un testamento

En un testamento se debe especificar claramente quién va a ser el beneficiario de la herencia. También se pueden establecer otras condiciones, como por ejemplo, que el beneficiario tenga que cumplir ciertas condiciones para poder heredar (por ejemplo, que estudie o se case).

En el caso de que haya más de un beneficiario, también se puede especificar en qué proporción se repartirá la herencia. Es recomendable redactar el testamento ante un notario, para que este lo revise y certifique que se ha redactado correctamente.

Si no hay testamento, ¿cómo se reparte la herencia? Cuando el fallecido no ha dejado testamento, o el testamento es nulo o no tiene validez, se reparte la herencia conforme a lo establecido en la ley.

El orden de prioridad para heredar es el siguiente:

– Cónyuge o pareja de hecho

– Hijos/as y nietos/as (por orden de edad)

– Padres/madres (por orden de edad)

– Hermanos/as, tíos/as y sobrinos/as (por orden de edad)

– Primos hermanos (por orden de edad)

Si alguno de los herederos fallece antes que el difunto, sus hijos/as o nietos/as heredarán en su lugar. Si hay más de un heredero en el mismo grado de parentesco (por ejemplo, dos hijos), se reparte la herencia en partes iguales.

En el reparto de la herencia, se tiene en cuenta tanto los bienes muebles e inmuebles como los derechos y obligaciones que el difunto pudiera tener. Los bienes muebles e inmuebles se reparten entre los herederos en función de su valor, mientras que los derechos y obligaciones se reparten en función de su cuantía.

En resumen, para hacer el reparto de una herencia sin testamento, se tiene en cuenta el valor de los bienes muebles e inmuebles, así como los derechos y obligaciones que el difunto pudiera tener.

¿Tienes dudas sobre cómo se realiza el reparto de la herencia en tu caso concreto? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos.

¿Quieres vender la parte de tu inmueble?

Contacta con nuestro equipo y recibe la oferta en menos de 24 horas

Últimas entradas

Contacta con Heredata

SOLICITA INFORMACIÓN

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER